Sobre la Idealización

 

El sábado estuve en un grupo de lectura.
Fue muy precioso volver a la lectura compartida.

Los cuentos elegidos con mucho tino iban hilando uno tras otro ( al menos para mí) la vivencia de quién se organiza una realidad paralela para soportar la hostilidad y el dolor de su propia experiencia infantil.

Aunque los tres cuentos que leímos eran de distintos autores y parecían separados pude percibir el hilo de la fantasía,
En un niño abandonado por su madre que establece un vínculo profundo con su conejo de peluche.
En la mujer con un profundo vacío que busca en la fantasía de un segundo hombre la vitalidad que no encuentra en su pareja(ni en sí misma) y se queda anclada en el anhelo.
Y finalmente la madre resguardada en la fantasía que no ve el abuso sexual de su marido sobre su hija.

Todo un homenaje a este mecanismo tan neptuniano de evadirnos de la realidad para no tomar contacto con lo que llevamos dentro.

Un mecanismo del Agua que nos permite sobrellevar en la infancia las situaciones dolorosas a las que estamos acostumbrados pero que poco a poco nos separan de nuestra verdad material y de las propias vivencias manteniendo un anhelo hasta llegar a una idealización de vida que aunque nos brinda seguridad nos mantiene alejados de la realidad emocional primero propia y luego de nuestros hijos y nuestras parejas.

Habitar la realidad habiendo construido estos mecanismos es un camino laborioso.
Lo primero es detectarlo.

Puedes observar cómo construyes ideas con unos pocos hechos del hombre o mujer que dice quererte, por ejemplo.
O cómo miras la vida de tus hijos como una proyección de tus propios deseos.

Es uno de esos mecanismos crueles para ti misma porque te das de cuenta un día que has estado fantaseando y te has perdido un trozo de tu vida (a veces muchos años según he visto en la consulta) y es una realidad muy cruel para quienes te acompañan que viven en ese espacio real en el que tú apenas pasas tiempo y al que solo te limitas a contemplar con malhumor queriendo volver a tu fantasioso mundo.

Volver a habitar la realidad es laborioso y requiere la paciencia de la Tierra.

Guiar a tu mente sabiamente a contemplar lo que hay en el aquí y ahora.

Y mostrarle cuando te elevas y no puedes abrazar lo que habita en este instante es doloroso porque la realidad terrenal a veces así es.
Pero es aquí donde nos habitamos.
Es este el lugar del universo donde hemos elegido aprender.

Quizás sea buen momento para comenzar a estar más presente para nosotros, para nuestras parejas o nuestros hijos.

Soy una experta en este camino.
Mi Agua y mi Aire me elevan y llevo años intentando habitarme en la Tierra no con pocos tropiezos.

Por eso se que no hay nada más precioso que estar presente para mi y para mi familia.
Que eso me conduce siempre a la fuente de amor que me habita y me llama al disfrute real de las pequeñas cosas que marcan paso a paso mi vida.

Si andas en el camino de la idealización
Quizás solo necesites reconocerlo y comenzar a guiar lentamente a tu mente y tu cuerpo a la experiencia de la vida.
.
.
Si ese es tu camino
Te acompaño
.
.
Con amor y certeza
Te acompaño
.
.
Andrea Díaz Alderete
Consciencia Madre
27 de abril 2020

🌺 El grupo de lectura: «Las madres en la Literatura» es organizado por mi compañera Mariela Caballero y es una belleza.

La foto es del sábado en el ritual de agua que practico cada vez que necesito volver a ml

 1,649 total views,  41 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email