Consciencia Madre

Guiar a un Niño a su Propio Bienestar (domesticar vs. acompañar)

No es lo mismo domesticar a un niño Enseñarle a oculte sus formas de violencias. A que apague sus rabias. A que se calle ante la fuerza del adulto y se aguante. Que acompañarle a mirar con atención la fuente de su insatisfacción, de su malestar y por tanto de sus enojos. Domesticar, que es lo que históricamente llamamos educar. Es simplemente enseñarle al niño formas violentas de canalizar su ira, a veces haciéndose daño a si mismo aunque la mayor parte de las veces hay un depositario de su violencia activa o sutil. Manipulación, mentiras, golpes, chantajes, gritos, adicciones a las pantallas o a los dulces. Son formas visibles o invisibles de violencia que los niños organizan desde esta Domesticación.     ¿Nos animamos a acompañar a nuestros hijos a que Sean? ¿Podemos ofrecerles espacios abiertos donde compartir sus malestares aunque a nosotros nos molesten? ¿Podemos aceptarles? ¿O necesitamos reprimirlos con fuerza, enseñarles a convivir «como siempre» para que sean parte de este Sistema del que tanto nos quejamos?   Un niño sano dueño de sus deseos es UN NIÑO QUE PUEDE CAMBIAR EL MUNDO. Puede cambiar el suyo primero y luego inspirar a otros miles. No es pavada lo

 115 total views,  114 views today

Leer Más
El Amor no Es Sólo Sexo

  «Ahora Comprendo que el Amor no es Sólo sexo» Esto decía el mensaje que recibí hoy de una de mis consultantes convertida ya en compañera de Ruta. ¿En qué momento de la civilización hemos confundido el sexo con el

 2,836 total views,  53 views today

Leer más

Los Consultantes Hablan: