Mi Hijo me Rechaza

¿Cómo nos sentimos ante lo que Interpretamos como el Rechazo de nuestro hijo?

Los adultos hemos atravesado muchas situaciones en la infancia que tienen que ver con el Rechazo.
Una parte nuestra siempre ha sido No Vista por el adulto que nos ha criado.
Es ley de vida ser criados por un humano que puede a veces y otras no ver toda nuestra grandeza.

Por eso es que en muchos lugares nos hemos sentido no vistos, o incluso que muchos de nuestros dones eran no aceptados por nuestra madre y se han quedado sistemas de pensamientos anclados acerca de lo que somos y lo que NO PODEMOS SER.

Acabo de cerrar una sesión con una bellísima mujer pura tierra, madre amorosa, llena de dones compungida por las reacciones que tiene su hijo en estos últimos tiempos después del destete.

Hemos visualizado, conversado, abierto el camino juntas (algo que ha sido muy sencillo porque llevamos años conociéndonos y reconociéndonos) y finalmente hemos detectado cómo se siente cuando su hijo no atiende a sus necesidades de Ser Amada, de Ser Elegida, de Ser la Madre; necesidades que ni ella misma reconocía al completo.
¡Qué doloroso me han resultado estos pensamientos!

Ha sido una sesión llena de emoción y de profunda conexión.

Ver como rápidamente ante la Idea de que su hijo rechaza su amor monta una muralla que le separa de él casi inconscientemente ha sido emocionante
Comprender que es por eso que ha comenzado a sentirse enojada con él y a limitarlo en cosas que antes le parecían naturales.  

Y es que se ha abierto una brecha ahí, con el malentendido de que no es amada, rápidamente su sistema infantil de creencias ha montado emociones y sensaciones que la empujan a separarse de él, a poner límites.

Ha sido tan precioso verlo, ver su cara, sentir su corazón latiendo que he querido compartirlo aquí.

Nosotras nos separamos de nuestros hijos.
Ellos siempre están disponibles.
A veces nos separamos físicamente.
Y a veces nos separamos emocionalmente montando mecanismos de nuestro #personaje que nos mantiene encerrados, protegiéndonos ¿de qué? ¿de nuestro hijo?.

Ver, comprender y sentir lo que nos separa es un enorme regalo.
Porque simplemente podemos poner freno a esa parte de nuestras ideas que se organizaron en base a escenarios más hostiles. Podemos dejar que emerja de adentro una nueva certeza llena de bienestar:
La de

SI Soy Amada por mi Hijo.
SI Soy su Madre.
Me elige y siempre está disponible para recibir mi amor.
Tal como él necesita
Y no siempre como yo deseo. 

Esto que cuento desde la Consulta, es algo que me ha sucedido infinidad de veces en estos casi 8 años de crianza.
Y cada vez que me he separado de mi hija por sentir que me rechazaba, por que algo me había dolido, he vuelto y siempre ha estado ahí, esperándome, ansiosa de recuperar a la Madre que tiene.
No la que me habita en mi idealización. A la que soy.

Un hijo no rechaza.
Pero muestra con claridad con flecha muy segura dónde su mamá se siente rechazada.
Es nuestra misión descubrir donde está marcando esa flecha.
Y es mi servicio acompañarte.

 

Andrea Diaz Alderete
Consciencia Madre

Te acompaño a descubrir la belleza de la maternidad descubriéndote a tí.

#transformaciónguiadaporlacrianza

El próximo sábado 29 de Junio  nos encontramos para mirar con profunda consciencia los Límites.

Cómo desde estos lugares de necesidades no cubiertas en los niños, saltamos rápidamente a limitarles con toda la fuerza de nuestro personaje.
Te unes?

 

 

Foto: detrás de la dureza, siempre está el agua blanda.

2,066 total views, 1 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Andrea

Andrea

Te invito a hacer un viaje diferente.

Donde tú vas reconstruyendo tu historia.
Donde ponemos palabras que ordenan
las emociones de la vida entera.

Donde hay lugar para el dolor
que tanto tiempo has guardado.
Donde avanzar desde la infancia
Hacia el Presente
Sin anclarte en el pasado.

Donde puedes drenar las lágrimas y regar tu Tierra.
Hacerla Fértil para Sembrar tus Deseos y verlos Florecer.
Donde ir más allá de la mente pequeña.
Y acercarte a tu verdadero territorio.

Te invito a transformarte y a SER.