Elijo Cuidar

En estas últimas dos semanas se han puesto pata para arriba todos mis espacios.

Llevo más o menos dos meses habitando un lugar nuevo en mi vida.

Un lugar donde poco a poco voy ganando en bienestar.

Estoy aprendiendo con mucha presencia a Habitar mi Vida. A no evadirme de ella.

A estar presente de miles de millones de formas sencillas.

Un ejercicio difícil para mi energía pisciana que tendía a evadirse en fantasías; pero aquí estoy.

Con mucha ayuda he podido reencauzar esa energía que era fantasía y transformarla en Visión (si les interesa que hable sobre qué diferencia hay entre Fantasía y Visión o cómo transformar una Fantasía en una Visión háganmelo saber en Comentarios).

En fin que ese lugar donde disfruto soberanamente de mi vida ha aparecido, ha florecido y ES.

Y en ese lugar soy auténticamente feliz. Como Heidi ajajjajajaja.

Me río mucho, me maravillo con las flores de la primavera, estoy profunda y absolutamente enamorada de mi hija. Me pierdo en miradas arreboladas.

Aja, así estoy.

Y también trabajo más que nunca, estoy en plena ola de creatividad y me siento feliz ofreciendo Servicio.

Me siento en propósito.

También tengo días malos ehhhh, pero no son ni días,momentos que rápidamente mutan a observación y a continuar con el hilo de la vida que es en general de agradecimiento.

Y hace un par de semanas han comenzado a florecer propuestas; movimientos preciosos de esos que te ponen de frente a todo lo que podrías hacer, lo que podrías crear.

Y mi mente y mis ganas se abren y se expanden ampliooooooo… Las ganas me pueden.

Y entre esas ganas aparece una forma que no alcanzaba a ver pero que dice:

-Esto que vas a abrir, esto que vas a crear ¿Te va a cuidar? ¿Te va a permitir cuidar?

Esa es mi pregunta guía en estos momentos.

Lo nuevo que voy a generar, el nuevo proyecto que quiero activar

¿Va a permitir que Me Cuide y por tanto cuide a los que amo?

¿Enseñarle a mi hija el valor de su tiempo y energía?

¿El valor de su descanso?

¿De sus momentos de auto reparación?

¿Me va a permitir respirar hondo y con certeza, con ligereza?

En este momento de mi vida cualquier propósito nuevo pasa por ese filtro.

Nada que obstaculice mi cuidado puede entrar en mi vida.

Nada que me saque de este baile romántico, que aclaro, no es fácil, no es sin esfuerzo, requiere días de levantarme a las 5 am y trabajar incansablemente. No es que no trabaje, no. No es que no ponga voluntad en cada una de mis creaciones.

No.

Es que no pongo sacrificio. Lo hago a corazón abierto.

Y muchas veces me sobrepongo a las ganas de descansar un ratito más sabiendo que eso que crearé será mi bienestar para mañana.

Y de esa forma de cuido más ligera he ido observando algunas cosas.

No hay nada que mi mente y mi alma valoren más que el amor de mi familia.

Para mí es así.

No hay ningún esfuerzo que haya hecho en mi vida que haya valido más la pena que la crianza de esta niña Fuego que me acompaña.

Hay momentos como el de anoche en que mi corazón se abre y dice:

– te amo hija.

Y recibo su mirada con corazón abierto respondiendo:

-yo también te amo mamá.

En esos momentos mijos, todo cobra sentido para mí.

Estos 11 años de crianza profundamente conectada y desconectada.

Estos esfuerzos con cambios de vida.

Estos cuerpos cansados y con los efectos de acompañar y haber pasado mucho para aprender finalmente a cuidar sin sacrificio.

Todo vale la pena, a todo lo haría de nuevo por volver a sentir esa mirada llena de amor y esa sensación de AQUI tengo un hogar.

Todo mi cuerpo ha comprendido el más profundo sentido de Criar como fuente profunda de Transformación anoche, cuando enfermos, conseguíamos reírnos de lo que estaba sucediendo y simplemente nos cuidábamos unos a otros como podíamos.

Hasta este estado que podría haber sido tremendo ha sido un tiempo de comunión.

Así que sí. ELIJO CUIDAR y ELIJO CUIDARME.

Porque en el cuido radical de todos mis espacios es que brotan las flores para mi vida.

Es que encuentro el alimento que me nutre y me mantiene alegre y llena de vida.

Elijo cuidar mi mente para no entrar en las reactividades.

Elijo cuidar mi cuerpo y el espacio que comparto con los otros.

Elijo equilibrar mi energía. Saber dónde ponerla, cómo ofrecerla y en qué momento Si puedo y en cual No.

Y como hace casi 11 años, vuelvo a elegir el cuidado para continuar mi camino, porque sé que Cuidando soy Cuidada por una Energía poderosa, que me sostiene y me da fuerzas para cuando todo se cae.

Porque Sé que cuando todo se cae, adentro mío todavía estoy YO y la red que sostiene a miles de personas conectadas con lo intangible, con la Confianza.

Por que Sé que Soy parte de algo mayor.

Hoy de nuevo, como miles de veces a lo largo de estos casi 11 años…

ELIJO CUIDAR.

Andrea Diaz Alderete

17 de mayo 2022

@consciencia_madre

.

.

En este Verano voy a abrir una Edición Especial del Programa de Autocuidado Consciente.

Acabamos de cerrar el Programa del mes de Mayo ya ha sido impresionante observar los cambios que las personas podemos activar en nuestra vida con sólo observarnos y atendernos diariamente.

Si tienes ganas de entrar en el espacio donde te cuidas de forma exquisita y donde cada día recibes mi devolución amorosa y consciente para ampliar tus formas de Ver tu Vida.

Si quieres comenzar a Cuidarte sin descuidar.

Te espero.

Sólo 6 plazas disponibles.

Deja un comentario

 1,236 total views,  47 views today

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

Si te sientes inspirado COMPARTE