Tu Hijo No te Muestra Tu Sombra

Me ha costado mucho comprender, experimentar y por fin SABER
Que los niños no nos muestran nuestra sombra.

Durante años he acompañado y me he acompañado a buscar el pedazo de sombra escondido en cada acción de los niños.

Hasta que de tanto sacar sombra del fondo del armario, de tanto desenterrar historias, se ha abierto con claridad en mi LA CERTEZA DE QUE LO QUE ELLOS NOS MUESTRAN ES NUESTRA LUZ.

 

Una luz profundamente guardada, escondida, rechazada,

que por tanto en la sombra se ha quedado.

 

Cada pedido apunta al trozo de mi misma que me ayuda a acompañar la demanda imposible de mi hija.

Por cada pedido imposible he buceado adentro mío y he recuperado un trozo enorme de mi Ser, de mis dones ocultos a mi mirada esos que jamás hubiera sacado sin semejante estímulo.

 

Mi hija me ha invitado a ser raíz, algo imposible para esta mujer que vuela.

Mi hija me ha invitado a ser agua fusional infinita, algo imposible para esta mujer que no conocía el recorrido de sus aguas oceánicas.

Mi hija me ha invitado a ser fuego que saca potencia e impulso, algo imposible para esta mujer que le temía a su fuerza.

Y ahora mi hija me está invitando a ser aire que comunica desde el corazón y sin palabras.
Imposible para mí Géminis comunicador….de aqui veremos cómo salgo 🙂

 

Cada vez que me ha invitado
Me he tenido que unir a su fiesta

Y de cada fiesta que a veces ha durado años,

De cada una de esas parrandas

He vuelto victoriosa con un lugar novedoso y dichoso a mi vida:

Tierra fértil, semilla, árbol, savia que nutre, flor y fruto.

Agua compasiva, amorosa, abierta y sensible.

Fuego deseante, emprendedor, voluptuoso que no quema.

Y aire amplio, más amplio, sin límite.

 

He vuelto aprendiendo a disfrutar más.
Y a ser más yo.
Menos la madre que me imaginaba
Y más la madre para ella.
Sólo para ella, la hija fuego, agua intensa, aire y tierra que me ha elegido para ayudarme a sanar.

 

PORQUE SANAR NO SE TRATA DE UNA HERIDA.
Se trata de revelar.
Revelar los tesoros escondidos.
Los que hemos escondido por miedo.
Los que nos impiden desplegar hasta el infinito.

 

Así que por cada vez que pienses que lo que tú hijo te pide es imposible, es demasiado…

Te invito a que respires y sientas bien adentro que:
ESE NIÑO señala con flecha bien cierta el pedazo del poder que todavía está escondido dentro tuyo y que te transformaría en ESA MADRE que el pide: más amplia, más expandida, más infinita…

Que te transformaría en
ESA MUJER MAS AMPLIA, MAS EXPANDIDA, MAS INFINITA….

 

Tú eres la madre perfecta para tu hijo
Por eso te ha elegido.
Y te ha elegido para ayudarte a revelar TU LUZ.

 

 

Te acompaño

Andrea Díaz Alderete
Consciencia Madre

 

Foto: Andrea Diaz Alderete.
Camina lenta, firme y sin miedo hacia tu Luz
Ahí respiras
Te sostiene la fuerza poderosa de la tierra
Un poderoso cristal gigante lleno de energía.

 

Otras lecturas que te pueden inspirar:

Maternidad Sagrada

El Corazón de una Madre

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por respeto al amor y energía invertidos en este deseo materializado, si decides compartirlo, menciones su fuente. Gracias

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por respeto al amor y energía invertidos en este deseo materializado, si decides compartirlo, menciones su fuente. Gracias

Compartir