Madre

.
.
Hace poco, muy poquito tiempo
Descubrí el poder de mi Útero siendo cuna y sostén para que un niño encarne en la tierra.
.
Descubrí con asombro y alegría que algunas mujeres guardamos el amor no solo en el corazón sino en la sangre que todos los meses nutre nuestra entraña más profunda.
.
Que el amor irriga y enrojece nuestro Centro y que es de amor que un niño se nutre durante 10 meses en nuestro cuerpo.
Que es el amor el que sigue manando de la leche tibia que las tetas gozosas ofrecen.
.
Durante años me negué al hecho materno.
Pensaba que iba a ser difícil.
Que no iba a poder.
Que era demasiado egoísta.
Que disfrutaba mucho siendo profesional.
Que quería seguir viajando.
.
Pero el milagro ocurrió.
Me animé.
Un trozo de m femenino se soltó.
Y aquí estoy,
casi 8 años después bebiendo de la transformación más radical que pudiera imaginarme.
.
Nada de lo que he hecho, sentido o creado tiene la Sacralidad a la que me ha llevado ser tu madre, hija Mía.
.
Nada de lo que he construido con mi mente o con mis manos tiene sentido sino es para comprenderte a vos.
Sino es para arrodillarme ante tus ojos abiertos y vulnerables y llorar juntas cuando descubrimos algo que nos separa.
.
No hija.
Jamás sería lo que soy si no tuviera la dicha de tu energía a mi lado.
Si tu fuerza no me hubiera elegido para ser Guardiana del Fuego.
.
Si tu sensibilidad tan exquisita no hubiera convocado a la mía a salir sin vergüenza y por fin expresarse en un caudal oceánico sin precedentes para mi.
.
No hija.
Mi útero esperaba tu llegada para empezar a Ser.
Para dejar de doler y empezar a sentir.
Para recoger la certeza de lo que apenas intuía desde mis 23 años.
La certeza de que
Soy Madre.
.
No hace falta que me regales nada hija mía.
Ni que me reconozcas como la fuente de todo lo que eres.
Vos ya ERAS sin mi hija.
Apenas soy el canal por donde te has manifestado.
Apenas soy quien te acompaña con humildad a que disfrutes.
Apenas me atrevo a corromper tu camino con mis ideas antiguas.
.
No te pido nada hija mía
Apenas que gocemos de confianza.
Ser ese espacio nutricio que te sostenga hasta que reconozcas que ese espacio también sos.
Que Sos tu propia Fuente.
Te amo hija.
Festejo mi maternidad.
Me siento FELIZ DE SER MADRE.
Y no necesito nada hija mía.
Quiero y deseo que seas feliz.
Que disfrutes con coherencia.
Que ames en libertad y sin límites.
Que en el camino te encuentres con seres que te ayuden a crecer.
Que comprendas de las heridas humanas y como a veces actuamos desde allí.
 
Pero sobre todo que te maravilles con la belleza que también Somos.
Y te ancles en la verdad de que el mundo
Es tal como lo vemos.
Y lo vemos
Tal como Somos.
Así que ahora
Sólo me empeño en Ser Amor.
En Ser Verdad.
En Ser Coherencia.
 
Para que eso Veas.
Para que eso Sientas.
Para que en eso Creas.
 
Te amo
 
Andrea D I A Z Alderete
Sumaq Sonkoy
 
20 de octubre de 2019
En el día de las madres en Argentina
En homenaje a mi Hija y a mi Madre. Origen y Descendencia para el Puente que Soy.
Foto: Mi hija y yo en una playa de Cantabria. créditos @consciencia_madre

597 total views, 4 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email