Comprender y Sanar el Vínculo Materno

 

VIDEO PRESENTACIÓN CIRCULO

 

Noviembre-Diciembre 2016

Reserva de Plaza YA

en andrea@conscienciamadre.com

 

Este es un espacio para las mujeres que deseen empezar un poco más su propia verdad. Es un lugar para el encuentro, para hablar de algunos temas que pueden brindar algo de luz en nuestro camino.

 

Porque las mujeres necesitamos conocernos y re-conocernos y porque no solamente parimos hijos, sino proyectos, amistades, parejas y en cada uno de esos nacimientos está enredada nuestra historia.

Porque todas las mujeres y hombres que estamos cerca de los niños necesitamos hacer un recorrido por nuestras propias vivencias infantiles para que el acercamiento y el vínculo sean desde una visión sana y no velada por nuestras propias sensaciones infantiles. Es un aprendizaje duro muchas veces pero tan liberador que siempre vale la pena; pues se trata de descubrir eso que hemos construido a lo largo de nuestra vida y que se pone de manifiesto en todas nuestras relaciones laborales y familiares, cuando tenemos un hijo en los brazos o cuando enfermamos.

 

Y esa manera de vincularnos tiene completa relación con nuestra vínculo primero y principal, el que establecimos con NUESTRA MADRE O PERSONA MATERNANTE.

Si nos sentimos en deuda con nuestra mamá.

Si sentimos que nos necesita y debemos cuidar de ella.

Si creemos que tenemos que rendirle cuentas.

Si nos hemos alejado de ella y nos sentimos culpables.

Si sentimos que tenemos una madre maravillosa.

Si estamos en permanente enojo y lucha con ella

Y ….

No somos felices

No logramos cumplir nuestros objetivos.

Nos enfermamos mucho.

Vivimos rodeadas de miedos y fantasmas.

Tenemos conflictos con mucha gente alrededor.

 

Es hora de revisar en qué se ha basado nuestra relación con NUESTRA MADRE.

 

Os propongo hacer un pequeño recorrido en nuestro interior, reconocer nuestra sombra y el discurso con el que hemos crecido, intentar  romper las máscaras que hemos usado para sobrevivir; visitar nuestra relación con nuestra madre e intentar sanarla.

De momento yo Andrea de mujer a mujer te brindo la semilla; quizás luego tú decidas que quieres continuar un proceso más profundo, yo me encargo ahora de brindarte la información ¿Te apetece?

 

17 de noviembre 2016: Sombras nada más Visitaremos nuestra sombra. Intentaremos entender qué es, cómo hemos enviado allí muchas de las vivencias, sensaciones y pensamientos de la infancia. Veremos cómo aparece en nuestras vidas cada día en nuestra relación con nuestros pares y también de con dos acontecimientos vitales: el nacimiento de nuestros hijos y la enfermedad. Veremos qué podemos hacer para aceptarla e integrarla.

24 de noviembre 2016:Máscaras para sobrevivir Ahora que ya somos conscientes de nuestras verdades veremos cómo hemos logrado sobrevivir, qué recursos hemos montado para mirar al mundo y ser miradas. Veremos ejemplos de los trajes que nos hemos puesto y cómo ese discurso vive en nosotras en casi todos los ámbitos de la vida. Veremos que si hemos decidido (a nivel inconsciente) luchar, luchamos por todo, incluso (y sobre todo) nuestro parto puede ser un territorio de conflicto (también el trabajo, el ámbito familiar, etc)

1 de diciembre de 2016: Sanando la herida de la madre I  Nuestras madres (y nosotras mismas) lo han hecho (lo hacemos) lo mejor que han (hemos) podido y sabido, y por ellas sentimos el amor más profundo muchas veces mezclado con otros sentimientos. Sin embargo hay una herida ahí guardada desde siempre que saldrá a la luz en nuestra relación con nuestros hijos sean paridos o no.

15 de diciembre 2016: Sanando la herida de la madre II  Luego de reconocer nuestra herida intentaremos comenzar a sanarla.  Iremos en la búsqueda de nuestra propia madre interna; miraremos algunas herramientas para brindarnos todo aquello que hemos necesitado y no hemos recibido.

Este espacio es para ti si:

·     Buscas mantener la mente abierta

·     Tienes ganas de entender un poco eso que hemos sido cuando fuimos niñas

·     Buscas compañeras de viaje que te ayuden a avanzar

·     Eres capaz de empatizar con el dolor, la preocupación y la alegría de las demás.

 

Si estás preparada para empezar este recorrido que puede ser muy revelador

¡Te espero!

Forma de trabajo: teórica y vivencial. En cada reunión haremos una introducción teórica sobre los conceptos más importantes, y os invitaré a las preguntas y dudas y vivencias que tengáis al respecto. Haremos ejercicios para que podáis comprender y sentir cada uno de los temas en carne propia.

 

Puedes asistir a el círculo completo o a sesiones sueltas.

 

 

CIRCULO PRESENCIAL:

si estás interesado en participar en un circulo presencial escríbeme

estamos formando un grupo

 info@conscienciamadre.com

 

Sesiones individuales:

Si necesitas un espacio íntimo para trabajar el vínculo con tu madre, o no puedes unirte a nuestros círculos, te ofrezco sesiones individuales para trabajar a fondo tu relación con tu figura de referencia más importante. Escríbeme para más información y detalles.

 

 

 

 

 

 

 3,630 total views,  3 views today

15 comentarios en “Comprender y Sanar el Vínculo Materno”

  1. Al leerlo a resonado mucho conmigo, ya que la relación con mi madre es dificultosa y desde que he tenido a mi primer y único hijo, Hernán, se me han movido muchas cosas.
    Desde que nació, el 20 de marzo, recién cumplió los 5 meses; hemos estado sin hablar, distantes hasta los 3 meses x su actitud estando en el hospital con una cesárea hecha y aunque ahora hablamos de vez en cuando, no hay una relación sana y de respeto, como me gustaría.
    Me encantaria hacerlo, pero no se si voy a poder con mi hijo que paso las 24 horas con él; voy a comentarlo con mi pareja a ver como lo pudiera plantear.
    Gracias! seis maravillo poder estar.

    Responder
    • Hola Verónica,
      muchas de las relaciones con nuestras madres se modifican con el nacimiento de los hijos. El papel cambia, y así ha de ser para el bien de los pequeños. Dejar de mirar y atender las necesidades de nuestra madre para empezar a safisfacer las del niño es muy difícil y suele causar muchos roces. También ocurre que unido a nuestros partos tan duros, el puerperio nos vuelve a transformar en bebés y niñas necesitadas y demandantes de amor materno. El desamparo se apodera de nosotros, pero de nuevo la madre que no hemos tenido en la infancia (por eso sentimos esa enorme soledad), no podrá acompañarnos. Es duro aceptarlo, asumirlo y sanarlo. No sé donde vives Verónica, estoy formando un grupo online. Al presencial que es Madrid-Centro puedes traer a tu bebé.
      Un abrazo inmenso y amor para tu camino
      Andrea

      Responder
    • Yvonne querida, hablemos, sería hermoso sentarnos en círculo virtual y compartir nuestras experiencias. Estoy formando un espacio online para este círculo. Voy a apuntar a todas las mujeres que se muestren interesadas y voy a hacer una propuesta de fechas.
      Abrazo enorme
      Andrea

      Responder

Deja un comentario