Amar sin Enterrar

A veces nuestro lugar de mayor seguridad nos mantiene alejados del Sentir.

Una cosa es estar seguro, protegido, donde nada nos puede dañar, y otra es el vaivén de vivir sintiendo, abriendo el corazón y entregarnos a eso que es Ser Vulnerables.

En estos días voy viendo con muchísima claridad que a mi mantenerme en lugares inestables me cuesta enormemente.

Me cuesta porque yo misma soy un vaivén constante.

Porque mi agua es desborde y calma VARIAS VECES a lo largo del día.
Así que siempre busco un remanso seguro, un Árbol fuerte donde apoyarme para obtener eso que me hace sentir completamente a Salvo.

 

El asunto es que en el Agua (y en el Fuego) yo me siento viva.
Me siento Yo.
Y quiero que mis relaciones estén nutridas de esto que es mi Sentir más profundo.

 

Ahora cuando me entrego a la apertura inmediatamente aparece el miedo, la inseguridad, la desconfianza.
¿Será que me amarán?
¿Será que soy lo suficientemente única para que no me engañen?

Me he dado cuenta que en post de no sentirme insegura y poco amada y elegida elijo cerrarme al completo. 
Entierro el amor.

Esto es brutal para alguien que Siente como Yo. 
Creo que es brutal para cualquier persona, pero con mi sensibilidad creo que enterrar el amor me Enferma, literalmente me enferma.

Así que estoy eligiendo abrirme al amor

Desenterrar todo lo que siento.

No negarme a sentir.

No negarme a abrir mi corazón y aceptar lo inaceptable.

Y como era de esperar, aparece el vendaval.
Y no es un vendaval cualquiera.

Todo ese amor es expansión si, es respiración si, es vida, si.
Pero también lo siento como destrucción.
Aparecen millones de patrones patriarcales.
Aparece el miedo con orejas grandes.
Se me cuela y se adueña de mi pecho.
Me comprime de una manera feroz.

He inmediatamente quiero salir corriendo hacia adentro.
Me quiero encerrar dentro de mi. 
Volver a tomar la pala y tapar trozo a trozo esos pedazos de mi que son tan vulnerables, que sienten tanto, que me exponen tanto.
Quiero enterrar pedazo a pedazo mi imposibilidad de amar sin sentir que además en ese camino pierdo y me hacen daño.

El asunto hoy es en realidad que si me entierro de nuevo ¿Qué va a suceder?
Creo que nada bueno.
Y si me abro y no puedo confiar
¿Cómo sobrevivir a los vaivenes?

En esas estoy.
Abriéndome con fuerzas, intentando sostenerme ante cada una de las miradas desconfiadas de MI MISMA.
Observándome aterrorizada como niña pequeña.
Respirando, porque no quiero cerrar.
Pero tampoco salir herida.
Me he decidido a mantener abierta la puerta de mi corazón para sólo amar.
Simplemente amar.
Y cuando llegue el vendaval ver qué es verdad y qué es solo fruto de mi pensamiento infantil que aún hoy me comprime.

Y quizás en esta experiencia o en la siguiente, finalmente lo consiga.

Amar sin Enterrar

Abrazar mi Desconfianza
Abrazarme Niña temerosa
Amar Confiando
Amar y seguir amando.

 

Andrea Diaz Alderete

Consciencia Madre

Foto:
Fuerza y valor para desenterrar.
La fuerza de la verdad.
(Los pozos que cavan los jabalíes en mi pueblo)
Captured by me

 2,561 total views,  1 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email