Vuelvo Con el Corazón Florido

 

Con el corazón florido vuelvo
Ya saben ustedes qué me he tomado una pausa …

Mi energía necesitaba acercarse a las raíces.
Mi amor necesitaba depositarse cerca del regazo de mi madre.
Y abrazarse en el amor de mi padre.

Me fui con el corazón abierto a acompañarles en un tránsito no tan placentero para la mente humana.
Pero intensamente precioso para quien sabe que cada camino esconde un secreto sobre nosotros.

Que cada obstáculo es una nueva forma de descubrir un recurso oculto.
Un don dormido.

Vuelvo rebosante de amor.
Pletórica.
Creo que jamás he sentido tantísima pertenencia.
Me he sentido flor amorosa ofreciendo sólo mi amor, mi presencia, mi sostén y mi confianza.

 

Y en el camino se me ha colado la mente que otrora fue científica y clínica.
Porque claro me he pasado los días entre hospitales y batas blancas.
Y he visto la alquimia perfecta del saber y el sentir que se cuaja en confianza.

 

Porque sólo he tejido la autopista a la que se han ido uniendo paso a paso las energías que con profesionalidad, inteligencia y humanidad han acompañado a mi padre a recuperarse después de haber perdido un trozo.

Sólo he tejido en confianza.
Y aunque a veces el miedo se ha colado entre los hilo,  los agujeros que han ido haciéndose en mi precioso tejido no han sido lo suficientemente grandes como para no reenhebrar mis agujas en amor y volver al centro.

Me siento agradecida de ser testigo de esta aceptación profunda por lo que Es.
De ser testigo de mi propia transformación.
De poder verme y sentirme diferente.
De poder amar con esta enormidad y amor a mis padres.
De poder agradecerles todo lo que son y fueron .
Sobre todo después de un intenso y doloroso recorrido por mi propia existencia; después de navegar por la sombra poder por fin ver la Luz es un regalo que agradezco infinito.

 

Tomo el amor
El coraje
La valentía
La fuerza
La dulzura
La compasión
La confianza
La tenacidad
La asertividad
De este clan y lo hago mío
Lo encarno sin miedo.

 

Y vuelvo con el corazón florido.
Porque allí donde había murallas
Han brotado flores.

 

Vuelvo corazón florido
Corazón agradecido

Dispuesta a abrir cada uno de mis caminos con certeza.
Y a cerrar con fuerza y agradecimiento todo lo que ya no es parte de mi ni de mi energía.

Vuelvo clara
Vuelvo serena
Vuelvo blanca y con una fortaleza apenas percibida

y Jamás Sentida.

Vuelvo EN MI

Vuelvo A MI

Después de Tantos años

Finalmente ME TENGO. 

 

 

Gracias por acompañarme.

 

Andrea Díaz Alderete
Consciencia Madre

 

Este es el medallón que diseñó y bordó Andrea Castaño para acompañar mi energía en este tránsito.
Gracias por semejante belleza que ahora me acompaña siempre.
Gracias por tu belleza Andrea
@Madagascar Textiles

3,546 total views, 8 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email