Niños Sensibles

Por alguna razón que no es casual estoy acompañando hace tiempo ya a madres con niños de exquisita sensibilidad.

Sé que todo tiene que ver conmigo, y que cada vez que me des-cubro un pedazo eso me habilita para recibir y acompañar algo

que tiene que ver con ese trozo mío des-cubierto.
Todas las historias que acompaño son un pedazo de la mía.

 

Los niños sensibles son una enorme, enormísima bendición para este mundo.
Nos traen la empatía y la compasión.

Cuando me imagino la sensibilidad,
Cuando siento,
No hago más que entender por qué los SERES sensibles son tan amorosos.
Y es que el Amor es una Energía.
Se siente, igual que el se siente la tristeza, la violencia, el enojo.
Se siente.

Y por tanto para alguien sensible sentir Amor es fácil, sencillo, nace rápido, es obvio digamos.
Y también asi de fácil es sentir la tristeza del otro, el dolor y su enojo, también sus manipulaciones, sus mentiras (y eso ya depende de cuánta Agua traiga ese Ser).

Siento que es VITAL que las mamás y papás reconozcamos esas energías en nuestros hijos.
Primero porque si ellos la traen es porque indican un camino para nuestra propia Agua que seguramente está o muy escondida o nos inunda en sufrimiento desde el personaje.

 

Los adultos que tenemos mucha agua hemos hecho posiblemente cuatro cosas para sobrevivir:
1) irnos al mundo aéreo (pensar, refugiarnos en fantasía, estudiar hasta el infinito, no estár en tierra)
2) poner una barrera de fuego, enojarnos y cerrarnos en dureza.
3) hacer y cargar.
4) usar esa agua para victimizarnos, inundarnos, culpabilizarnos.

Depende de qué energía tengamos disponible.
Cada SER usa lo que tiene para armarse y defenderse.

 

Los niños sensibles tienen madres sensibles SIN NINGUNA DUDA.
Una sensibilidad escondida o demasiado expuesta, pero sensibilidad al fin.

 

Por tanto es un lindo camino de exploración.

Aprender a sentir de nuevo, abrirse a la confianza de que no hemos de ser lastimados.
O de que quizás sí, pero que refugiados no vivimos realmente y que tampoco encerrados acompañamos a nuestros hijos a salir al mundo.
Abrazar la compasión y la empatía.

Acompañarnos a ser Sensibles en este mundo que necesita de nosotros.

He comprendido con fuerza algo en Mi que vengo confirmando en muchas otras historias:

El agua es SOSTENEDORA. 
La sensibilidad Sostiene.
La compasión Sostiene.
La empatía Sostiene. 
El Agua no Hace nada sólo Siente.
El otro siente que le acompañas, siente que LE SIENTES, que entiendes, que sabes. 
Se siente acompañado, se siente parte.
El Agua es una enorme energía Sostenedora.

 

Si tu hijo ha elegido encarnar en tu cuerpo con una enorme sensibilidad, con toda certeza te guía a ser GRANDE, SENSIBLE, SOSTENEDORA, AMOROSA, EMPÁTICA, COMPASIVA.
Te invita a Sentir

 

Te acompaño

 

 

Andrea Diaz Alderete

Consciencia Madre

 

Foto: El agua sostiene
Andrea Diaz Alderete @consciencia_madre

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com. Me encanta inspirarte, sólo te pido que si deseas compartir mis palabras, por amor y respeto a la energía invertidos en este Deseo Materializado menciones su fuente. Gracias

Si te inspirado COMPARTE

Andrea

Andrea

Te invito a hacer un viaje diferente.

Donde tú vas reconstruyendo tu historia.
Donde ponemos palabras que ordenan
las emociones de la vida entera.

Donde hay lugar para el dolor
que tanto tiempo has guardado.
Donde avanzar desde la infancia hacia el Presente
sin anclarte en el pasado.

Donde puedes drenar las lágrimas y regar tu tierra.
Donde sembrar tus deseos y verlos florecer.
Donde ir más allá de la mente
Y acercarte a tu verdadero territorio.

Te invito a transformarte y a SER.