Dar y Recibir

 

Dar y recibir son parte de la misma energía.

Es un único Canal. Con una misma Puerta.

 

Un recibir abierto implica que el Dar se mantiene libre de juicios sobre mi mismo y sobre el que recibe.

¿Desde donde damos?
No te estoy hablando ya de esas cosas ñoñas sobre ser «buena gente».
No, vamos más adentro.

 

¿Qué esperas sentir o pensar cuando das?
¿De dónde sale tu dar?
¿Intenta cubrir una necesidad tuya?

¿O del otro?
¿Atiende un deseo genuino de hacerte presente para el otro (y para ti mismo)?

 

La diferencia parece sutil pero LO ES TODO.

 

Un dar abierto por el solo hecho de acompañar no crea deuda.

Puedes observarlo en tu cuerpo.

Puedes ver cómo se siente en tu cuerpo al no «sentirte recompensado»

O al «sentirte abusado de tanto que das».

Un recibir abierto implica un yin cuidado y merecedor.

Puedes observarlo en tu cuerpo

¿Qué pasa cuando recibes?

¿Cómo se siente?

¿Estás incómodo?

¿Apurado por compensar?

 

Puedes observar con atención sólo este pequeño circuito.

Porque lo es todo para vivir una vida abundante.

 

Una mente que ve la carencia en todo lo que sucede.
Que se identifica con su víctima interna y «necesita recibir» es una mente habituada a lo incómodo que sostiene un malentendido de «No ser Suficientemente Capaz de…»

Una mente identificada con «entregarse», habituada a sobrecompensar una carencia interna para pensarse/sentirse amada también es una mente empobrecida. Dar al Otro para satisfacer nuestra necesidad de Sentirnos Buenos, solo le quita poder sobre sus propias acciones y decisiones.

Una mente acostumbrada a pensarse autosuficiente, implacable, no necesitado, ha confundido un poderoso Yang con una forma de supervivencia. Reconocerse receptor y merecedor de ayuda y sostén puede ser un enorme alivio para su sistema completo.

 

Una mente más clara habilita un Dar abierto
Según sus propias posibilidades.
Y un Recibir gozozo sabiéndose merecedor conociendo como funciona la energía del Universo.

¿Has observado cómo te sientes dando?
¿Y recibiendo?

Y más adentro aún
¿Qué piensas de estas dos acciones cuando las ejecutas?

¿Esos pensamientos te generan calma o convulsión?

Ahí tienes un hilo de dónde tirar.

Ahora:

el canal Abierto de Dar y Recibir tiene una llave.

Es la Gratitud.

¿La usas?

En las leyes de este Universo fecundo es que nos meceremos desde el próximo sábado en el grupo de Crecimiento y profundización: Vulnerables

Andrea Diaz Alderete

Consciencia Madre

 445 total views,  78 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email