Mi hija no me deja ser una «Niña Buena»

 

Yo vengo de un territorio donde ser buena obediente y estar bien peinada y vestida es un valor
Mi madre lo nombraba aunque no era especialmente cuidadosa con estas cosas.
Así que a falta de mamá que me peine y me ponga los vestiditos, yo fui aprendiendo a escuchar y a ver lo que supuestamente estaba bien para una niña, luego para una adolescente y finalmente una adulta.

Me reconozco al nacimiento de mi hija llena de creencias acerca de cómo ha de ir un niño «bien puesto».
Y el mismo con el que yo elegía los vestiditos, los leotardos, y las rebecas preciosas…
Lo que le pedía a mi madre que me mandara a tejer y a bordar para la ropita de la niña.

Muy pronto, mucho antes de los tres, ella empezó a elegir su ropa…y ohhh sus elecciones eran diametralmente opuestas a las mías.
A veces entraba algún vestidito.
Pero en general eran floreados, fluorados, lunares y rayas, cosas que «no combinaban» (ajajjaja que niña era yo).

Menos mal que tengo un compañero muy libre y el si veía belleza y creatividad donde yo veía desorden.
Así que poco a poco fui aprendiendo a ver la belleza que mi hija veía.

De pronto descubrí que sus vestimentas eran hermosas, llamativas, creativas, era su manera.
Y que a ella le molestaba mucho que yo intentase coartar, guiar, inducir o dirigir cualquier cosa respecto a su vestuario.

La deje nomás…
Y fui aprendiendo a soltarme yo también de mis camisitas blanca y mis puntillas para darle lugar a los colores que tan bien me hacen sentir.

Mi lado agua sigue amando el tejido y el bordado primoroso, y lo uso en mi, y he descubierto que ella también lo disfruta siempre y cuando no la vista al completo de mi, cómo dice ella misma.

 

Auténtico
Cómo levantarse una mañana y decir:
-Me corto el pelo.
Y tomar una tijera y despedirse de su preciosa cabellera.
Y a mí venirme un ataque de creencias acerca de la belleza del pelo largo y bien peinado.
Y su padre sonriendo diciendo, si hija lo que tú quieras, es tu pelo tú decides.
Y ella de nuevo invitándome a ser libre.
A hacer lo que me dé la gana.
-¿Ves mamá?
Así más fresquita!!! ¡Y tu pelo es tuyo mamá y vuelve a crecer!!

Pues eso,
Qué ahí donde marca la flecha de mi hija está la herida, y ella me ayuda a soltarla y simplemente
Vivir
¡Vamooo nomás!

Temporada de Leo
Ser niño
Ser sol brillante
Sacar el brillo
Sacar la autenticidad
Eres único
¿Lo sabes?

 

Andrea Díaz Alderete

Consciencia Madre

 

Imagen
Te sigo hija
Te sigo
La luna y tu sol me guían. @consciencia_madre

 1,486 total views,  1 views today

 

 

©Todos los contenidos de esta publicación son propiedad intelectual de Andrea Diaz Alderete y Consciencia Madre. www.conscienciamadre.com.

Me encanta inspirarte, sólo te pido que por Amor y Respeto a la Energía invertida en organizar mis reflexiones, si compartes estas palabras menciones su fuente.

Gracias.

 

Si te sientes inspirado COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email